El persistente apoyo a Luis como alternativa al PLD

Junto al descenso de la popularidad del presidente Medina y al agotamiento del modelo de gobierno del PLD, el economista y líder político Luis Abinader se mantiene como la figura que encarna la opción de cambio, para las elecciones de 2020.

Abinader es coherente con la sustitución del círculo vicioso imprudente endeudamiento-mala calidad del gasto-déficits públicos-impuestos que ha sustentado el modelo de gobierno del PLD, planteando un esquema que priorice la inversión en la producción, imprima calidad al gasto público y prudencia en el financiamiento. Frente a la inseguridad ciudadana, alto costo de la vida y corrupción, Abinader tiene formuladas propuestas integrales que pondrán freno a la delincuencia, bajarán el costo de la canasta familiar, y desarrollarán un plan de rescate institucional que corte por lo sano la corrupción administrativa.

Un gobierno bajo su presidencia concertará grandes pactos para encarar las principales dificultades nacionales, sobre las que Abinader tiene soluciones específicas.

No ser indiferente a ningún problema nacional ni hostil a ningún sector ha convertido a Luis en el instrumento de cambio con que las mayorías se identifican.

Esta valoración es oportuna pues los Domingos de Resurrección, marcan dos años antes de los próximos comicios, el inicio de la larga carrera hacia el poder.

Pese a encontrarse centrado en los esfuerzos del PRM por renovar su dirección, y sin ser pre o candidato presidencial, en una pregunta abierta de Gallup-Hoy, reputada en el país como la encuestadora más confiable, Abinader encabezó a todos los aspirantes con un 18.8%, seguido por el expresidente Fernández y el presidente Medina, con 14.8%.

Al 7.2% le gustaría a Margarita Cedeño como mandataria, a un 6.6% Guillermo Moreno, al 6.2% el expresidente Hipólito Mejía, a un 5.4% Ramfis Domínguez y al 2.8%, David Collado.
Del PRM el 31.8% prefiere a Luis como próximo Presidente, un 7.8% a Hipólito, a David Collado, un 3.3%, y Carolina Mejía un 1.1%.

A los entrevistados se presentó una lista cerrada con cuatro nombres y el 48.8% dijo que Luis Abinader debería ser el candidato presidencial; un 17% estima que debería ser el expresidente Mejía; un 15% escogió al alcalde Collado y un 3.3% a Carolina Mejía.

El 34.8% de los que se vinculan con el PLD dijo que simpatiza por Medina; por Abinader el 46.4% de los que se inclinan por el PRM, y por el expresidente Fernández un 20.6% de los del PLD.
En lo que se define el panorama político, ya el PRM y los amplios sectores sociales favorables a un cambio han decidido que Luis es la opción concertadora y comprometida que los identifica.