Abinader propone construir seis presas y 51 acueductos

El aspirante presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) Luis Abinader propuso ayer una acuerdo nacional por el agua, que incluye la construcción de seis presas, 51 nuevos acueductos y alcantarillados sanitarios para el Gran Santo Domingo y los litorales costeros de las zonas turísticas.
Durante una ponencia ante representantes de medios de comunicación, el dirigente político afirmó que en el país existe una gran escasez de agua, lo que atribuyó a la falta de infraestructura de calidad, la mala gestión y la carencia de innovación tecnológica.
Dijo que en un eventual Gobierno suyo construirá la presa Ámina, en Valverde; Guayubín, en Santiago Rodríguez; Alto Yuna, en Monseñor Nouel; Chavón, La Altagracia; Joca, en Elías Piña, y La Gina, en Peravia.
Agregó además que terminará en los primeros meses de asumir el poder, las presas de Monte Grande, en Barahona y la de Guaiguí, en La Vega.
Manifestó que la garantía del agua para los dominicanos en todos sus usos, depende en gran medida de que los ríos tengan sus aguas reguladas y almacenadas en presas.
En lo que respecta a la construcción de acueductos, señaló que además de los 51 que construirá, ampliará los 42 existentes y rehabilitará otros 33.
“Para sanear las aguas, construiremos alcantarillados en Santo Domingo y el Distrito Nacional, así como en los litorales costeros de las zonas turísticas, en especial Puerto Plata, Samaná, Las Terrenas, Miches, Bávaro, Punta Cana, La Romana, Bahíbe, Juan Dolio, Guayacanes, Boca Chica, Güibia y Los Corbanitos, entre otras”, expresó el líder opositor.
Sector agrícola. Para el sector agrícola, Abinader propuso un plan financiado para transformar los sistemas de riego tradicionales por otros de alta eficiencia y elevada productividad, a fin de ahorrar el agua que se pierde y para que los productores ganen con sus actividades productivas.
Un aspecto esencial que a juicio de Abinader es necesario prestar atención es al estado de las cuencas de los principales ríos del país, por lo que para su reforestación tiene contemplado destinar 10 millones de dólares anuales.
“El presupuesto total que estimamos gastar en las infraestructuras propuestas es de RD$ 177 mil 556 millones”, dijo Abinader.
PLD ha descuidado. Luis Abinader consideró que los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) no le han dado la importancia que tiene el agua para el consumo humano, para el riego en la agricultura, para el uso industrial, para la pecuaria, para el turismo y para la salud del medio ambiente.
Indicó que tal descuido ha provocado la degradación de la calidad y la inseguridad en el suministro del agua potable, lo que afecta a todas las comunidades del país.
El dirigente perremeísta atribuyó la escasez a la falta de infraestructura de calidad, la mala gestión y a la falta de incentivos al ahorro, así como a la carencia de innovación tecnológica.
Dijo que en el país existe una institucionalidad confusa y dispersa, que carece de un ente rector y unificador de la política hídrica nacional y un proyecto de Ley General de Agua con 15 años en el Congreso.