Una Política Exterior de cara al siglo XXI

La política exterior de un país se refiere en el plano internacional de la política interna de una nación: a sus grandes deseos, intereses, y objetivos políticos, económicos, culturales y sociales. La política exterior dominicana se ha reducido, por lo general, a una simple retórica discursiva de normas constitucionales formales o a una política efectista, reactiva y defensiva de acuerdo al momento.

Resulta indispensable, por tanto, el diseño meticuloso de un conjunto de lineamientos programáticos, decisiones y acciones que integren una doctrina que oriente la política exterior de acuerdo al interés nacional.

República Dominicana goza de una ubicación geográfica privilegiada: en el centro del Caribe y de las Américas, a escasas horas del primer mercado del mundo y del Canal de Panamá. Prevalerse de esta oportunidad y contribuir a desarrollar y potencializar nuestra Marca-País es uno de los desafíos principales que enfrenta nuestra política exterior de cara a este ya avanzado siglo XXI.

Propuestas para un nuevo enfoque

Desarrollar una política exterior a tono con las exigencias del siglo XXI, que deje atrás las simples declaraciones retóricas, sustituyéndolas por respuestas claras y directas e iniciativas específicas, que adelanten los intereses de la agenda nacional y que tengan el potencial de convertirse en verdaderas políticas de Estado.

Profesionalizar y modernizar la Cancillería       

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) redefinirá la misión del Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) y profesionalizará toda su estructura diplomática y consular. En consecuencia, haremos una prioridad la adopción de una nueva ley orgánica para el Ministerio que reemplace la obsoleta Ley 314 de 1964, así como el Reglamento 4745 de 1959.

Dotaremos al Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) de los recursos necesarios y las políticas públicas adecuadas para el cabal cumplimiento de una política exterior moderna y eficaz.

Seleccionaremos cuidadosamente el personal diplomático, consular, técnico y administrativo y enfatizaremos la formación, especialización y evaluación permanente de los recursos humanos, para garantizar niveles óptimos de eficiencia en sus responsabilidades. Llevaremos a cabo una rigurosa evaluación de todas las embajadas y consulados dominicanos para conformarlos con las necesidades reales de nuestros intereses nacionales.

El MIREX coordinará en el exterior los asuntos en los que intervengan otras dependencias del gobierno central, así como las entidades descentralizadas o autónomas del Estado.

 Agenda de futuro con Haití

El PRM construirá una agenda de futuro dominicana para la relación bilateral, cimentada a la altura de los desafíos que ambos países enfrentamos en este avanzado siglo XXI. Dada la larga historia de conflicto y confrontación que ha marcado la relación es esencial profundizar y ampliar de manera constructiva el conocimiento, la institucionalidad, y la divulgación de los lazos que nos unen y nos diferencian, como pueblos que han sido y seguirán siendo independientes y soberanos, lo que nadie discute, pero cuya colaboración es indispensable e inevitable.

Estableceremos una política de Estado hacia Haití basada en el interés nacional y capaz de trascender la incertidumbre de la coyuntura. Esta política exterior debe incluir como un ingrediente esencial de su fundamento el desarrollo de una doctrina imbuida de una paciencia estratégica hacia Haití.

Dotaremos a la Comisión Mixta Bilateral Dominico-Haitiana del MIREX del apoyo político y de los recursos técnicos, materiales y profesionales necesarios para que este esencial órgano logre una mejor fluidez y pueda efectuar su labor de la manera más efectiva posible.

 Recomponer los lazos con la Comunidad del Caribe (CARICOM)

Normalizar los vínculos con los 14 Estados independientes que componen la Comunidad del Caribe (CARICOM) será una de las primeras tareas que llevará a cabo un gobierno del PRM.

Haremos todas las gestiones para armonizar este acuerdo con la CARICOM, con los términos de liberalización del Acuerdo de Asociación Económica (AAE/EPA), negociado entre el CARIFORO y la Unión Europea; asimismo, determinaremos maneras prácticas para promover y profundizar, en el marco del AAE/EPA, el proceso de integración intrarregional entre los países del CARIFORO.

 Dedicar atención a una relación importante: Canadá

El PRM apoyará decididamente el aumento de la producción de bienes agrícolas orgánicos y su exportación a Canadá y a otros mercados; en particular, se brindará asistencia a los importantes proyectos de invernaderos.

Por su parte, el turismo canadiense ha sido un ancla en el desarrollo de la industria del turismo en RD, el PRM brindará todo su apoyo al Ministerio de Turismo para continuar fomentando el crecimiento de esta fundamental industria para el desarrollo dominicano.

 Vigorizar los vínculos con Europa

Llevaremos a cabo una política comercial, conjuntamente con el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) y el Centro de Exportaciones e Importaciones (CEIRD), que facilite y promueva los productos dominicanos en Europa.

 Profundizar la relación con Centroamérica

Centroamérica representa un mercado de 47 millones de personas que será explorado de manera más efectiva, para lo cual el sector privado dominicano contará con todo el apoyo posible de parte de un gobierno del PRM.

 Dinamizar los lazos con las principales naciones asiáticas

Se harán las gestiones para intensificar los lazos comerciales con la República Popular China (RPC), la India, Japón, Corea del Sur y Vietnam, así como para promover las inversiones directas provenientes de esas naciones.

Consolidar las relaciones con los países del Oriente Medio

El PRM abogará por el reconocimiento definitivo del Estado Palestino y el establecimiento de un acuerdo duradero entre Israel y Palestina que permita a ambos pueblos coexistir en paz.

A la luz del conflicto en Siria, las oportunidades de captación de inversión extranjera de ciudadanos de ese país son considerables, las cuales exploraremos. De igual manera, cuando se inicie la reconstrucción de ese país, una vez termine la guerra que lo azota, el PRM aprovechará las oportunidades que surjan para colocar nuestros productos de exportación.

Intensificar nuestra presencia en los organismos internacionales

El gobierno del PRM adoptará las políticas adecuadas para brindar pleno respeto a los tratados y contratos internacionales y tomará las medidas necesarias para restablecer la confianza en el país.

Se profundizarán y reorientarán de manera activa los lazos con los organismos internacionales tradicionales.

 Delimitar el territorio marítimo dominicano

Enfatizaremos y concientizaremos sobre la importancia que revisten para la Nación la preservación y aprovechamiento racional de los recursos naturales no renovables que se encuentren en los espacios marítimos bajo jurisdicción nacional y que forman parte integral de nuestro territorio.

En consecuencia, el PRM declara una prioridad definir y delimitar los límites marítimos dominicanos con los 4 países aún pendientes y armonizar nuestra legislación con el derecho internacional, en base a los términos más favorables para República Dominicana permitidos por el Derecho del Mar.

La comunidad dominicana en el exterior

Brindaremos el apoyo para ayudar a la comunidad dominicana en el exterior a integrarse en mejores condiciones en los países donde residen, o las facilidades, asesoramientos, e incentivos para su retorno y reinserción en el país. Implementaremos también los mecanismos institucionales que garanticen el respeto al derecho de los dominicanos y dominicanas de la diáspora, promoviendo la participación de éstos en las decisiones que sean pertinentes para vincularlos con el país.